viernes, 7 de agosto de 2015

¡Refréscate éste verano con una deliciosa  y sana infusión fría!

Aquí os dejamos una alternativa a los refrescos, natural, muy sana y con muchísimas propiedades beneficiosas para todos, tanto grandes, como pequeños.

Y no sólo es perfecta para tomar en verano, sino que la podemos tomar perfectamente en invierno ya que es un remedio ideal para prevenir y curar resfriados y gripes.

Ingredientes:

- Cáscara de naranja (podemos usar la cáscara en tiras o bien rallada)
- Cáscara de limón (tanto en tiras como rayada)
- Zumo de 1 naranja
- Unas hojas de menta
- 1/2 litro de agua
- Miel

                                                           Preparación:

  1. Poner el agua a hervir y cuando esté a punto de ebullición, añadir las cáscaras de naranja y limón (préviamente lavadas y sin piel blanca, ya que amarga). Dejar 5 minutos hirviendo.
  2. Retirar del fuego, añadir la menta y dejar reposar unos 10 min.
  3. Añadir el zumo de naranja (es opcional) y si queremos, le podemos poner un poco de miel (al gusto). Aunque debemos tener en cuenta que si le añadimos el zumo de naranja, nuestra infusión ya tendrá un toque dulce, por lo que tendremos que ser prudentes.
  4. Dejar a temperatura ambiente y meter en la nevera para que se enfríe del todo.
  • Si quieres, puedes preparartelo para llevar, en un termo añadimos hielo y nuestra preparación y es perfecto para llevar al trabajo, a la playa, de excursión, para hacer running, bici,... ¡dónde tú quieras!
  • O bien, llenamos una jarra y lo dejamos en la nevera para tomar en casa en cualquier momento.
Delicioso, refrescante, nutritivo, natural y sano... ¿A qué esperas a probarlo?


Propiedades y beneficios:



  • Favorece la digestión. La cáscara de naranja, de limón y la menta, alivian los problemas de estómago e intestinales, ya que tienen propiedades antiinflamatorias. Además, la cáscara de limón descongestiona el hígado y la menta contribuye a eliminar gases y flatulencias, alivia la acidez, las molestias y náuseas.


  • Previene de las infecciones. La cáscara de naranja y de limón posee gran cantidad de Vitamina A y Vitamina C. Éstos antioxidantes naturales refuerzan el sistema inmunológico, aumentan las defensas y combaten las infecciones.



  • Regula el colesterol. La hespetidina que contiene la cáscara de naranja tiene la propiedad de metabolizar la grasa en sangre y reducirla para facilitar su eliminación. Además, el limón favorece la alcalinidad de la sangre.



  • Para perder peso. Al facilitar la eliminación de grasas, es un perfecto suplemento para acompañar una dieta.

  • Mejora la circulación sanguínea. La menta, además de tener un efecto refrescante, estimula la circulación sanguínea.



  • Blanqueante. El limón es un blanqueante natural que ayuda a blanquear los dientes e incluso las manchas de la piel 



  • Combate el mal aliento. El limón y la menta tienen grandes propiedades refrescantes, pero además ayudan a prevenir el mal aliento.



  • Otras propiedades. La menta, es una gran fuente de potasio, calcio, ácido fólico y Vitamina A (un antioxidante que también posee el limón y la naranja)

¿Necesitas más razones para llevarte un termo con ésta infusión a todas partes éste verano?





Para prepararlo sólo necesitarás una tetera o un cazo, un termo para podértelo llevar y una jarra para tenerlo siempre en la nevera.

Házte con éstos sencillos enseres en nuestra web y ya verás que necesitas muy poco presupuesto para hacerte éste refresco (recuerda que también es ideal para tomarla caliente en invierno):
                                     

 
                                 





0 comentarios:

Publicar un comentario