martes, 9 de julio de 2013


Sacarle partido al espacio aprovechando la luz y el color



Combinación de colores: A la hora de decorar o amueblar tu hogar, piensa primero qué colores quieres combinar. Debe haber una armonía entre el color de las paredes, el tipo de muebles y los objetos decorativos.

- Espacios pequeños o con poca luz: Juega con los colores y objetos para dar una sensación de amplitud y luminosidad en las habitaciones pequeñas u oscuras:


  • Utiliza colores claros, neutros y fríos para esos lugares, los tonos azules y verdes son ideales, así como el blanco. No solo ayudarán a iluminar la habitación, sino que aportarán frescura y amplitud. Utilizar muebles de tonos claros será lo más adecuado para éste tipo de lugares.
  • Evita los colores cálidos. Los rojos y colores anaranjados desprenden mucho calor, sobre todo los tonos rojos. Además, son excitantes, por lo que pueden dar sensación de agobio y ansiedad en una habitación pequeña.
  • Un truco muy práctico es pintar la pared del fondo de esa habitación con un tono más oscuro que el resto. Crearás un efecto óptico que hará que la habitación parezca más profunda.
  • Utiliza espejos. Los espejos reflejan la claridad y multiplican la luz de la habitación. Además, el reflejo causa otro efecto óptico de sensación de profundidad.
  • No recargues de objetos una habitación pequeña. Si colocas demasiados objetos a la vista y la ocupas con demasiados muebles, le robará mucho espacio a la estancia. Es preferible tener pocos objetos a la vista pero colocados con gusto que saturar la habitación con muchos objetos que se roban protagonismo unos a otros.
  • Gestionar el espacio. Utiliza muebles y objetos prácticos dónde puedas guardar  las cosas (cajoneras, pufs, canapés, sofás con espacio para guardar cosas en el interior, etc.). De esta manera aprovecharás el poco espacio del que dispones y la habitación se verá siempre recogida y ordenada.
  • Muebles bajos. Los muebles altos quitan mucha luz y parece que sean una extensión de la pared, por lo que es preferible utilizar muebles bajos o de media altura y dejar las paredes despejadas.
  • Luz artificial. Compensa los lugares oscuros con una bonita lámpara e intenta adecuar la intensidad y potencia  de la luz para que aporte la luz que le falta a la habitación. La luz blanca es muy apropiada para estos espacios.

- Espacios muy amplios y con mucha luz. Aprovecha los espacios grandes para crear ambientes diferentes y atreverte con colores vivos.


  • Lo mismo de desaconsejable es recargar espacios pequeños que dejar vacíos espacios grandes.
  • La decoración que escojas también tiene que estar proporcionada con el espacio. Objetos muy pequeños pasarán desapercibidos y no aportarán valor a la habitación.
  • En éstos espacios es dónde puedes utilizar muebles altos y profundos, ya que no robarán luminosidad e irán proporcionados con las dimensiones de la habitación.
  • Puedes dividir los espacios en ambientes diferentes para crear dos habitaciones en una.
  • Muebles con tonalidades más oscuras. Un espacio amplio e iluminado se lo puede permitir. Esto no le restará ni luminosidad ni sensación de amplitud a la habitación, se verá compensado.
  • Pinta las paredes de colores vivos y/o cálidos. Combinar colores te ayudará a crear ambientes distintos. Puedes pintarlas con colores más oscuros o subidos de tono. El tamaño de la estancia y la luz harán de equilibrio con el color de las paredes.
  • Utiliza plantas. Las zonas bien iluminadas son perfectas para tener plantas, y le darán una frescura extra al lugar.

- Versatilidad de los colores: Si no tienes muy claro aún cómo decorar tu casa, apuesta por los colores neutros (blancos, grises, beiges,…), así tendrás más posibilidades a la hora de elegir tu estilo, tus muebles y cómo decorar ese espacio.

- Ten en cuenta los focos de luz natural: Distribuye los espacios en función de la luz natural y reserva las zonas más luminosas para los lugares donde más vayáis a convivir como la sala de estar o la zona de juegos de los peques en el salón o su habitación.

- Calcula la apertura de las puertas, ventanas y cajones: De nada te servirá tener un armario enorme si las puertas no pueden abrirse bien porque dan con la cama. A veces no nos paramos a pensar en estas cosas al decorar y eso puede provocarnos más de un disgusto.

- Muebles de madera maciza. Los muebles de madera no sólo son resistentes y duran para toda la vida, sino que te aportarán sensación de seguridad, calidez y aplomo. La cromoterapia y el estilo de éste tipo de muebles juegan un factor clave en el efecto que causa en los que conviven en estos espacios, así que aprovéchate de ello.

Tagged:

0 comentarios:

Publicar un comentario