miércoles, 26 de junio de 2013

·  muebles de madera maciza ·


PRECAUCIONES


Prevención de Daños en sus Muebles de Madera

Además de las manchas y arañazos accidentales, los muebles de madera son susceptibles a factores ambientales, como la luz, la humedad y el polvo. Por eso, aquí tienes algunos consejos practicos para crear un mejor ambiente para tus muebles:

  •   La luz. Una exposición directa a la luz natural puede hacer que el tono de la madera varie. La exposición excesiva no es buena para los muebles.
  •   La humedad. En lugares excesivamente húmedos, se pueden producir hongos, mala olor o se puede bufar la madera. Por el contrario, en lugares demasiado secors, la madera se contrae y se puede agrietar. Por ello, se recomienda mantener una temperatura y humedad constante.
  •   El polvo. El polvo es abrasivo y se acumula en los rincones y ranueras de los cortes, fisuras y cualquier grieta de la superficie de los muebles. El polvo que se acumula se vuelve difícil de eliminar.
  •   Importante mantener alejados los productos que contengan alcohol o productos químicos severos (recomendados normalmente para muebles sintéticos), incluyendo los que contengan colónias, perfumes, disolventes, etc.
  •   No arrastrar objectos por la superfície del mueble. Así evitaremos posibles arañazos o marcas.

Desplazamiento de los Muebles

Debemos tener mucho cuidado al moverlos, y levantarlos siempre en vez de arrastrarlos lateralmente.


CUIDADO DEL MUEBLE


Una de las mayores virtudes de los muebles de madera es que con un simple toque, podemos devolverle su aspecto original. La madera es un material natural con variaciones de color. Con el paso del tiempo, la madera tiende a oscurecerse, característica que no implica que vayan a deteriorarse o que presenten un aspecto más descuidado.

Mantenimiento cotidiano

Basta con quitarles el polvo con un trapo húmedo y secarlo con una bayeta. También se pueden utilizar productos ricos en ceras. Importante evitar productos que contengan alcoholes o disolventes.
Los plumeros no son recomendados para los muebles de madera, ya que éstos no limpian bien. Además, las puntas de las plumas rotas pueden arañar o rallar la superficie de los muebles.
Utiliza mejor un paño suave y limpio para quitarle el polvo.
No utilices trapos que estén deshilachados o enredados, ya que se pueden enganchar en el mueble y dañarlos.
Desempolve en la dirección de la beta de la madera con movimientos ovales y una vez que la bayeta esté sucia, dale la vuelta, dóblala o cámbiala por otra limpia.

Mantenimiento anual

Para volver a sacarle brillo al mueble, una vez al año, es recomendable hacerle un tratamiento a base de cera de pàtina (disponible en botigues especialitzades). Se aplica de la siguiente manera:

  1. Limpiar bien la superficie del mueble con un trapo húmedo para quitarle bien el polvo.
  2. Aplicar la cera de patinar en el sentido de la beta hasta que quede uniforme.
  3. Espera 15-30min. para que la madera absorba la cera.
  4. Una vez se seque, retirar los excesos con un trapo de algodón para sacarle brillo.

NOTA: Aconsejamos cera de pátina incolora, ya que la madera por si misma tiende a oscurecerse con el paso del tiempo.


Ya puedes volver a disfrutar de tu mueble como nuevo!


Es la ventaja de tener éste tipo de muebles, son muebles para toda la vida, muy resistentes y que con un cuidado y mantenimiento adecuado parecerán nuevos siempre. 

Tagged:

0 comentarios:

Publicar un comentario